La alimentación de un perro es la base para poder vivir y dependiendo de ella,  la salud del animal variará para bien o para mal. Los perros en un principio eran carnívoros. Pertenecen a la especie canis familiaris y están incluidos en el grupode los carnívoros, dónde también se encuentran los lobos, los osos, los gatos, y otros muchos animales. Pero desde que se hizo amigo del hombre, ha cambiado sus hábitos alimenticios. Ya no son unos carnívoros estrictos y su capacidad metabólica ha cambiado, pero su alimentación sigue siendo mayoritariamente de carne. Lo cierto es que el perro actual es prácticamente omnívoro.


Lo básico

Dejando a un lado los nutrientes básicos necesarios para todo animal (agua, albúmina, hidratos de carbono, grasas y sales) son también imprescindibles las vitaminas. Si el aporte de nutrientes y energía es inadecuado, la salud de nuestra mascota no será buena. Y esta incorrecta alimentación le provocará, tarde o temprano, a nuestro perro la aparición de patologías.

Hay que tener en cuenta que los mecanismos fisiológicos del perro y del hombre son parecidos, pero distintos. Hay algunos alimentos que el perro no es capaz o no puede metabolizar de la misma manera que lo hace el hombre. Su metabolismo no es tan eficaz como el del ser humano. Sabiendo esto, se puede evitar cometer errores en la alimentación.

Errores más frecuentes

Muchos dueños no se fían de las dietas comerciales debido a que creen que sus componentes no son naturales. En vez de eso, lo que hacen es prepararles ellos mismos las comidas, pues creen que si a ellos les sienta bien, a sus mascotas también. Pero esto es erróneo. Como acabamos de decir en el apartado anterior, el metabolismo de los perros es diferente del de los humanos.

El problema no es alimentarles con alimentos frescos, que son buenos, sino la cantidad y proporción de nutrientes que les debemos suministrar y que estos necesitan. Los productos comerciales están hechos por nutricionistas y contienen la información sobre las cantidades adecuadas para cada perro. Los productos llamados “Premium” tienen este nombre por su mayor digestibilidad para los animales y, evidentemente, por su mayor calidad.

Tampoco es bueno cambiarle la alimentación. Aunque creamos que el perro se aburre con su comida (algo común y que lo que hace es humanizar al perro) esto no es así. El aparato digestivo del animal se acostumbra al alimento. El perro no se aburre. Y si le cambiamos su nutrición dándole bocados de otros alimentos, nos estamos arriesgando a que el perro sufra diarreas y desequilibrios nutricionales. Estos bocaditos o caprichos, son necesarios si se quiere adiestrar al animal. Pero si esto se hace, debemos contar con las calorías que tengan estos alimentos, informándonos bien antes de dárselas, y reducir en proporción su ración o incrementar su ejercicio.

También es común que se alimente al animal una sola vez al día. Esto no es nada recomendable, pues llegarán con hambre al final del día y cuando les toque comer, lo harán tan rápido que les puede producir problemas intestinales. Por eso es necesario adaptar el número de veces que come el animal a su edad. Es decir, un cachorro que tenga menos de 3 meses deberá comer cuatro veces al día, y uno que ya tenga más de 1 año de edad, dos veces al día.

La cantidad de alimento depende también de la estación del año. En verano, deberemos reducir el volumen de alimentos que les proporcionamos puesto que con el calor, nuestras mascotas suele permanecer inactivos. También es recomendable restringir ligeramente las grasas. En invierno, será al revés, las calorías requeridas serán mayores.

En relación a los alimentos a darle que estén fuera de su dieta, hay algunos que de ninguna manera se le deben dar al animal. El alcohol, lógicamente, está prohibidísimo. Es un tóxico que el perro debe eliminar a través del hígado, y le cuesta mucho. Otro son los restos de nuestros platos, lo que se conoce como “las sobras”. Estas sobras pueden provocar desequilibrios en su dieta alimenticia y en su metabolismo. La leche tampoco es buena, pues sufren intolerancia debido a la presencia de lactosa, que algunos no pueden digerir correctamente. Ni siquiera cambiando de leche entera a desnatada el problema va a cambiar. Por último están los dulces. Son un aporte innecesario de calorías.

Diferentes soluciones y consejos

Teniendo en cuenta todo esto, ya podemos actuar de forma correcta. Una vez elegido el tipo de dieta que va a seguir, debemos asegurarnos de que sea la mejor posible. Debe ser agradable al gusto del perro. Esto será más fácil con los productos comerciales, como ya he dicho antes, pues viene detallado todos los componentes y las raciones a proporciona a la mascota.

Si en algún momento decidís cambiar de alimento, o el veterinario os lo ha recomendado, deberéis tener en cuenta las calorías y nutrientes de la anterior dieta en comparación con la nueva para que varíe lo menos posible. En el caso de que le queramos dar algún alimento que este fuera de su dieta rutinaria, coged ese mismo alimento y meterlo en una bolsa aparte. Al final del día o de la semana, podréis observar con más claridad cuantos son los alimentos adicionales que le habéis dado, y en cuanto os habéis excedido.

Es muy importante concienciar a todos los miembros de la familia en estabilizar y no cambiar la dieta alimentaria de la mascota. Lo aconsejable es darle de comer después de que la familia haya comido para instaurar la dominancia en el dueño. Si se hace al revés, el perro comenzaría a tener comportamientos dominantes. El lugar donde se le debe poner el plato debe ser tranquilo. Nos debemos asegurar que no se lleve la comida a otro sitio y tampoco quitársela a mitad de la comida, pues provocara ansiedad en el perro, incluso agresividad.

Por último, y como es normal, en caso de dudas es recomendable preguntar a nuestro veterinario, que nos puede aconsejar en todo momento de cualquier cuestión que nos surja. Él será el mejor para aconsejanos a la hora de cambiar la dieta de nuestro perro, si queremos que adelgace algunos kilitos o que engorde otros tantos.

 

Fuente: mascotas en facilismo.com

Los satélites del Ejército de Estados Unidos

Los satélites del Ejército de Estados Unidos

Hubo un tiempo en el que el GPS no era tan libre. Uno podía tener un dispositivo muy caro que le decía en qué parte del planeta se encontraba. Pero el gobierno de Estados Unidos, dueño de este sistema de satélites de posicionamiento, no dejaba que la exactitud fuera un asunto de presunción entre los propietarios de dichos aparatos.
Pero sucedió que el primero de mayo de 2000 esta “disponibilidad selectiva” (nombre con el que conocemos a la intencional falta de precisión en los GPS) desapareció.
La noticia fue esparcida rápidamente, en especial por grupos de aficionados. Uno de ellos escondió un tesoro y comunicó a sus amigos las coordenadas. Pocos años más tarde, millones de personas practican esta forma de deporte-turismo-hobbie-juego.
Hoy, segundo sábado de agosto, geocachers de todo el mundo celebran el Día Internacional del Geocaching, y lo hacen como saben: buscando tesoros.

¿Qué es el geocaching?

Itzel mostrando un contenedor pequeño

Itzel mostrando un contenedor pequeño

Etimológicamente el geocaching proviene de dos voces distintas: geo (latín, tierra) y cache (francés cubrir, esconder). La definición más aceptada es: “Actividad de esconder y encontrar tesoros con la ayuda de un GPS”. Y, por más señas, eso es.
Actualmente, la comunidad del “geocaching” mantiene activos cerca de dos millones de tesoros en todo el mundo y es practicado por miles de personas.
¿Qué lo hace tan popular?
La simpleza del juego: descargas los datos del caché por el que vayas a ir y vas a por él. Lo encuentras y, cuando regreses, lo reportas. Hecho.
Puede realizarse en familia o en solitario; en la madrugada o a mediodía; en Morelia o en Moscú. Puedes escoger buscar uno tan difícil como en la Estación Espacial Internacional, o uno tan sencillo como detrás de la placa de la fuente del centro. Pero sobre todo, puedes esconder tus propios tesoros.
¿Qué se necesita para jugar?
Un dispositivo que tenga GPS, tiempo, agua y ganas. Actualmente hay en el mercado una gran cantidad de dispositivos que cuentan con GPS integrado y que funcionan muy bien para practicarlo. Aunque hay dispositivos especialmente diseñados (hechos por Garmin y Magellan, por ejemplo) lo cierto es que el iPhone de Apple se ha coronado como el rey.
También es necesaria una cuenta en alguno de los portales que organizan la actividad, ya sea Opencaché o Geocaching.com.

Más información en la red:
Geocaching.com
Es el sitio de geocaching más popular del mundo. Hay dos tipos de suscripción, la gratuita y la de paga; con las dos se puede participar sin ningún problema. En México hay cerca de dos mil tesoros presentados en esta página.

Opencache.com
Es, por decirlo de alguna manera, la competencia “libre” de geocaching. Al ser libre, no cuenta con los recursos mercadológicos o técnicos de geocaching.com lo que la gace una experiencia menos sofisticada. En México no hay muchos geocachers que usen esta opción.

Geocacheando en el Nevado de Tolucq

En medio de la nada, un caché

Has caminado tres kilómetros bajo el sol y el GPS dice que te faltan 1.4 más en línea recta. Haces un cálculo deprisa y crees que, si sigues la vereda, más o menos en 30 minutos llegarán en el punto cero. Estás en Los Filtros, en Pátzcuaro, o en cualquier parte de México… o del mundo.
Tu pareja va unos metros detrás de ti. La condición es no perderse de vista. Hace rato que dejaron de charlar. Hay que contener el aliento y pensar en el regreso.
Detenerse a descansar es incómodo: moscas y mosquitos revolotean para saciarse contigo. Te limpias el sudor y sigues adelante. Recibes una botella con agua, bebes y la regresas.
No hay más camino. La pendiente se ha hecho pesada y faltan 500 metros. Revisas los datos del GPS de nuevo y te das cuenta que el auto está a ocho kilómetros hacia atrás.
—¿Qué hacemos aquí?—, le preguntas a tu pareja mientras pasa de ti; te da un par de palmadas en el hombro.
—¿Datos? —te pide. Revisas el dispositivo.
—450 (metros), 65 (rumbo).
—Debemos verlo desde aquí —dice jadeando y mirando al mismo lugar que tú.
Miran el horizonte arbolado tratando de calcular cuántos serán 100 metros. Hacia allá se dirigen. No hay camino ya y caminan entre maleza. Rocas en el suelo. Están cerca. “50 metros —gritas—. Ahí, ¡es el árbol!”.
Corren al árbol con la energía que les queda. Tiras la mochila y sacas la tableta. Lees en voz alta las instrucciones. No ves el cielo enfrente. No ves el paisaje. Buscas en el piso. Sabes que tu pareja hace lo mismo. “Contenedor grande, bajo rocas en la base del árbol”. Hay cien árboles, piensas y escuchas el grito,“Lo tengo”.
Sucio, el tupperware lleva cinco años escondido. En su interior encuentran lo de siempre: “Un par de muñequitas, unas canicas, un llavero, un parche, el cuaderno, y dos TB”. Tomas el parche y dejas unas cazuelitas de cobre que llevaste. Tu pareja toma una muñequita y un TB. Deja un par de pulceras de madera. Firman el cuaderno, toman algunas fotos y, tras guardar todo, esconden de nuevo el caché en su sitio. Está hecho.

Imagen  —  Publicado: 21 marzo, 2012 en Sin categoría

El nuevayor’ de Alina

Publicado: 4 febrero, 2011 en Libros
Etiquetas:, ,

Hace unas semanas, Alina (@extractoVioleta) lanza una pregunta interesante en Twitter, pide aventuras literarias que se desarrollen en Nueva York. Varios respondimos.

Entonces le pedí a Alina que hiciera pública esta lista que, sin duda, resultaría interesante y, hoy, recibí la respuesta que se las paso tal cual llegó.

Gracias, querida; ya tenemos qué leer.. 🙂

***************

Hola! más vale tarde que nunca…

Te mando la lista de recomendaciones tuiteras de novelas ambientadas en NY… también le puse de mi cosecha de lo que encontré Amazon para saber más o menos de qué eran y decidir cuáles leer.

Te la presto, toooda tuya… yo tengo blog pero sería muy pretencioso de mi parte publicarla ahí, (—parte censurada por el editor, jeje—-).  Igual y después pongo algo de lo que sí leí.

1. Tres habitaciones en Manhattan.  Simenon. @mairacolin  (detectivesca)
2. Windows of the World. Beigbedder. @mairacolin (9/11)
3. Zombie island. ?.  @mairacolin (pues… zombies)
4. NY trilogy. Paul Auster. @albertochimal (lo empecé a leer y la primera historia es detectivesca)
5. Underworld. de Lilo.  @albertochimal (50’s, beisbol)
6. Las sorprendentes aventuras de Kavalier y Clay.  Michael Chabon. @albertochimal (aventuras… lo estoy leyendo y va re-bien)
7. Washington Square. Henry James. @rufianmelancoli (clásico?)
8. Trópico de Capricornio. Henry Miller.  @rufianmelancoli @delaqueva (lo estoy leyendo y estoy atoradísima!! muy complicado para fresilla-izquierdosas como yo… ¿algo por lo que deba seguir intentando leerlo?)
9. La conjura contra América. Philip Roth @rufianmelancoli (esa de qué hubiera pasado si siguieran los nazis)
10. Muero por dentro. Silververg.  @raxxie_ @albertochimal (60’s, sci-fi)
11. Brooklyn Follies.  Paul Auster.  @zairaee (de esas como muy de hombres y su mundo secreto… la tengo que leer!)
12. El hombre que inventó Manhattan.  Ray Loriga.  @ydardon @raxxie_ (?)
13. Desayuno en Tiffany’s. Truman Capote. @delaqueva 🙂 (muy divertido redescubrirlo y ver que no entendí muchas cosas cuando lo leí “de chica” pero otras se me quedaron tooodo este tiempo)

Saludos,
Alina

Y bueno.. ahí está… ¿Se te ocurren más?

Dip. Francisco Rojas
Coordinador de la bancada priista en el Congreso de la Unión.

Por las noticias me he enterado que su bancada ha otorgado a cada uno de sus diputados una iPad, con el argumento de que es una herramienta necesaria para dejar de ser “analfabetas funcionales”.
Debo decirle a usted que estoy plenamente de acuerdo con el argumento y con la necesidad de que nuestros representantes conozcan los medios tecnológicos necesarios para poder desempeñar su trabajo de la mejor manera.
Sin embargo, también considero que deben aplicarse medidas pertinentes para que los representados también dejen de ser “analfabetas funcionales”. Es por eso que, siguiendo el ejemplo que pusieron a la ciudadanía, en este arranque de participación y de actualización, solicito a usted, de la manera más atenta, que participe en mi “desalfabetización funcional” de la misma manera que lo hizo con los diputados de su fracción.
Considero que mi labor docente amerita que mi nombre se sume a los iPad que ha regalado, aunque yo no sea priista ni diputado.
Esperando respuesta y un iPad, quedo de usted.




Ernesto de la Cueva
delaqueva (en) gmail.com
http://twitter.com/delaqueva
Celular: 722 429-00-58

Busca un tesoro en Durango

Publicado: 16 agosto, 2010 en Geocaching
La equis marca el tesoro

La equis marca el tesoro

¿Quieres buscar un tesoro en Durango? Al estilo Geocaching pero sin usar un GPS, puedes ir por un tesoro en la ciudad de Durango.

Las reglas son sencillas… Cuando des con él, deberás apuntarte en la lista de descubridores. Después, podrás tomar algo del tesoro, pero con la condición de que dejes algo a cambio.

¿Le entras? Sale. Se trata de esto:

El contenedor está dentro de un café en la ciudad de Durango: El Capricho, ubicado frente al Teatro Ricardo Castro.

Tendrás que buscar por todo el lugar una falsa caja de fusibles que tiene la imagen de una equis (Toda equis esconde un tesoro). Verás que tiene un candado que hay que abrir.

El truco está en encontrar la combinación correcta.

Para eso, deberás tomar en cuenta este enunciado:

Hay que darle dos vueltas completas a la derecha y detenerse en A. Una vuelta completa a la izquierda y detenerse en B (después de haber pasado por A otra vez) y por último, a la derecha hasta el C. El candado se abrirá.

Para encontrar el valor de “A”, deberás ir a la Catedral de Durango que tiene dos campanarios con arcos; muchos.

A= Número de arcos en los campanarios menos 13.

Para encontrar el valor de “B”, deberás saber en qué año se incendió el Teatro Ricardo Castro. Deberás sumar cada uno de los dígitos (PE: 2010= 2+0+1+0=3). Al resultado deberás sumarle uno.

B= suma de los dígitos del año en que se incendió el Teatro Ricardo Castro más uno.

Para encontrar el valor de “C”, tienes QUe entrar al Teatro Victoria. En el graderío te encontrarás un teatro italiano de tres niveles. Cada nivel está soportado por columnas.

C= Número total de columnas en las gradas más uno.

Con estos datos, podrás abrir el candado. Buena suerte y, si necesitas ayuda, contáctame vía Twitter. Y por favor, escribe un comentario si lo encuentras…

Mis cachés…

Publicado: 6 agosto, 2010 en Geocaching
Etiquetas:,
Así se ve un caché

Este caché está escondido cerca de CU en el DF

Con esta entrada mataré dos pájaros de un tiro. Probaré la integración de Gmaps en WordPress e invitaré a la banda a que se acerque al geocaching. Sin más, aquí vamos.

Como siempre, si quieres saber más del geocaching, entra a la web oficial o a Wikipedia, que tiene un artículo muy interesante sobre este juego que es más popular de lo que piensas.

Actualización: ¡Na! No pude colocar un mapa de Google. No sé por qué, quizás no he buscado lo suficiente, pero eso no me gusta. No pude ponerlo como objeto html ni importarlo como imágen. Seguiremos investigando)

Leer el resto de esta entrada »

El geocaching que no me gusta…

Publicado: 6 agosto, 2010 en Geocaching
Etiquetas:
Geocacheand en el Centro Ceremonial Otomí

Geocacheando en el Centro Ceremonial Otomí

He querido hacer una entrada aquí para hablar del geocaching, pero, a decir verdad, no quiero explicarlo más a fondo que decir que se trata de un juego mundial que utiliza la red satelital del ejército gringo para encontrar y esconder tesoros (si quieres más información, entra aquí o aquí).

Este mes cumplí un año de participar y, para que quede en registro, he encontrado 70 cachés y escondido 6 (cinco en Toluca y uno en Durango) y desde el primeo he sentido la fascinación por buscar y encontrar cosas en todas partes. Leer el resto de esta entrada »

El 25 de mayo es el Día de la Toalla, artículo imprescindible de un hitchiker

El 25 de mayo es el Día de la Toalla, artículo imprescindible de un hitchiker

En las últimas décadas del siglo pasado, la guía Lonley Planet para recorrer el mundo a bajo precio fueron muy famosas. Esto fue suficiente inspiración para que Douglas Adams escribiera su Guía del Autoestopista Galáctico. Una serie de radio de ciencia ficción para Radio 4 de la BBC que se transmitiría a partir de 1978 y que cosecharía, poco a poco, mucho éxito.

Tanto, que unos años después fue editado el primer libro: The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy, que, siguiendo la idea de Lonley Planet,propone la historia de un inglés común y corriente que, tras haber sido destruida la Tierra por una flota de construcción extraterrestre (para construir una vía de circunvalación galáctica) y tras haber escapado accidentalmente de la catástrofe, encuentra la Guía que lo lleva a recorrer la galaxia.

Con un humor sin igual, Douglas Adams nos entrega una serie de libros imperdibles para los amantes de la ciencia ficción y de la comedia inglesa, en la que, básicamente, los protagonistas intentan encontrar la Gran Pregunta a la vida, del Universo y de todo lo demás… porque ya sabemos que la respuesta es 42.

¿Un fragmento? Va:

Esta es la historia de un libro, titulado Guía del autoestopista galáctico; no se trata de un libro terrestre, pues nunca se publicó en la Tierra y, hasta que ocurrió la terrible catástrofe, ningún terrestre lo vio ni oyó hablar de él.
No obstante, es un libro absolutamente notable.
En realidad, probablemente se trate del libro más notable que jamás publicaran las grandes compañías editoras de la Osa Menor, de las cuales tampoco ha oído hablar terrestre alguno.
Y no sólo es un libro absolutamente notable, sino que también ha tenido un éxito enorme: es más famoso que las “Obras escogidas sobre el cuidado del hogar espacial”, más vendido que las “Otras cincuenta y tres cosas que hacer en gravedad cero”, y más polémico que la trilogía de devastadora fuerza filosófica de Oolon Colluphid “En qué se equivocó Dios”, “Otros grandes errores de Dios” y “Pero ¿quién es ese tal Dios?”
En muchas de las civilizaciones más tranquilas del margen oriental exterior de la galaxia, la Guía del autoestopista ya ha sustituido a la gran Enciclopedia galáctica como la fuente reconocida de todo el conocimiento y la sabiduría, porque si bien incurre en muchas omisiones y contiene abundantes hechos de autenticidad dudosa, supera a la segunda obra, más antigua y prosaica, en dos aspectos importantes.
En primer lugar, es un poco más barata; y luego, grabada en la portada con simpáticas letras grandes, ostenta la leyenda:
NO SE ASUSTE.

Los libros en la Biblioteca Pública Delaqueva, listos para Stanza (en formato EPUB):

La guía del autoestopista galáctico
El restaurante del Fin del Mundo
La vida, el universo y todo lo demás
Hasta luego y gracias por el pescado

Informe sobre la Tierra: fundamentalmente inofensiva

También hay una película basada en el libro en la que participó Douglas antes de morir.